domingo, 3 de febrero de 2008

Canalizando.

La reunión del otro día terminó con una ingestión de orgullo.
Estrechar la mano del "cliente" sin poder hundir una piedra en su cráneo me dejó un montón de palabras entre los dientes que repasaban su árbol genealógico.
Hoy sólo le deseo fistulas, inflamación hemorroidal y migrañas acompañadas de vómitos intermitentes.

3 comentarios:

El Agente Naranja dijo...

Maestro!!!!!!!!!!!

Flánagan dijo...

Otra vez domingo; amigo.

antuan dijo...

raticos de dispersión:

http://www.youtube.com/watch?v=CyQaoicyH9Q

esto t va a venir bien hoy, lo sé yo

 
Wikipedia Affiliate Button