jueves, 4 de diciembre de 2008

Vuelta a casa

Desde que corté el cordón umbilical a los 22 años y me marché de la casa de mis padres mi residencia ha sido mi casa de alquiler o la que tiene el banco hipotecada como en la actualidad. Con esto me refiero a que desde entonces dejó de ser mi casa. La depresión de mi mujer ha ido a peor y se tuvo que marchar a la casa de mis suegros a Ávila, donde pasó cerca de un mes; la distancia y los constantes viajes semanales no ayudaban en nada a la curación por lo que decidimos volver a Madrid, pero en esta ocasión a la casa de mis progenitores, donde hemos pasado otro mes, que se ha convertido muchas veces en una angustia diaria. No sé si ha sido por la acumulación del mes anterior que hemos estado fuera, pero estaba llegando a mi tope máximo de aguante diario.
El gran problema de la depresión es el desconocimiento que tenemos todos sobre esta enfermedad, ya que el 98% la tiene como un estado emocional de tristeza y no tiene nada que ver con eso. Lo más preocupante es que para el 2025 se supone que será la enfermedad que cause mayor absentismo laboral del mundo. El proceso es muy lento y por desgracia la mejor alternativa es la medicina privada, por lo tanto es muy caro.
La buena noticia es que la psicóloga nos dijo ayer que tenemos que volver a nuestra casa para ayudar en la recuperación, y me siento tan puta como Dorothy Gale con los zapatos de rubí...

6 comentarios:

jaimegti16v dijo...

me parece que esto no es Kansas...

Yo que pasé una gorda a las 21 no puedo más que empatizar con vosotros.

La culpa, si me permites frivolizar y quitarle hierro al asunto DE LOS PUTOS BANCOS (que son los dueños de tu casa, cabronazos!!!)

Flánagan dijo...

JAJAJAJAJAJAJA... son el enemigo...

cerillasGaribaldi dijo...

Si es hormonal por la crianza es mucho mejor, pero en cualquier caso espero que pronto la polilla vuele con libertad.

Lo de ir a casa me parece buena idea, al mal siempre hay que darle la cara para que se acojone.

Suerte y si necesitáis algo, estaría encantado de poder ayudar...

Flánagan dijo...

No es por un tema hormonal, es una depresión mayor.

cerillasGaribaldi dijo...

Eso es peor. Me acuerdo mucho de ella, aunque no creo que sirva de nada.
A mi me ayudó la música...
Estamos aquí, Ignacio

puritadinamita dijo...

ups pues vaya no sé muy bien q decir...q bueno supongo q a lo mejor volver a casa y rodearse de cosas buenas de ahora y de ayer puede ayudar a subir el ánimo...muchos besotes y q la polilla se anime mucho!

 
Wikipedia Affiliate Button