jueves, 29 de mayo de 2008

Desbordando desconexión.


Y es que esto es lo que pasa cuando se abren las compuertas. No se puede contener.
Uno se desborda. Uno se aliena. Uno se desconecta.
Pones el piloto automático, y tan agustico empiezas a perder el control. Sensación tan deliciosa, la de estar en una vaina mientras tu estás en otra parte, ni siquiera te preocupas de llamar a un fontanero.
¿Para qué? A ver quien es el guapo que con una llave y un poco de estopa arregla esto...
En fin, sólo es necesario un poco de paciencia para que pase la inundación y poder volver a encontrar el camino hacia mi hermosa vaina con piloto automático.
Aunque quién sabe... podría dejarla funcionar solita un poco más.
Mientras tanto rezo para que no lluevan ranas y el sol caliente.

7 comentarios:

Flánagan dijo...

Haaaala!!!, cuanto tiempo sin tenerte en el blog. Que alegría más grande, que se me desborda como el agua de la foto. Gracias por dar algo de contenido a Flánagan, que últimamente está perdido buscándose en los reflejos de los charcos.

la polilla dijo...

No te preocupes, es cuestión de volver a tu vaina, aunque sea a través del agua de los charcos...

cerillasGaribaldi dijo...

¡Qué jodida es el agua! Es como una droga, necesitas que cubra tu cuerpo y te desborde pero te hace las mayores putadas. Riega tu jardín pero te jode la hamaca, la lectura, la barbacoa y el calor del sol en la cara... que llevamos cuatro semanas sin que el sol nos ponga a tono; eso sí, el cesped radiante.

Dále a Esperanza Fernández mientras vas en automático, a mi me tiene loquito. La putada es que me perdí al Poveda que debió ser la hos...

Esperando al sol resistiremos...
Ignacio

puritadinamita dijo...

yo quiero desconectar!!!!

puritadinamita dijo...

quién es la polilla?dios no me entero de nada, somos todos unos frikis!

Flánagan dijo...

La polilla es mi wife.

puritadinamita dijo...

pues encantada polilla!q matrimonio taan moderno!

 
Wikipedia Affiliate Button