martes, 17 de junio de 2008

Si no fuera por estas cosas...



De camino a una reunión el taxista me ha dado una clase de meteorología, me ha explicado su particular visión de los anticiclones y borrascas. Me ha explicado gesticulando con las manos y sin prestar mucha atención a la carretera que por la rotación de la tierra las nubes que "andan" por el océano llegan a España, y no por las "chorradas" que dicen en la tele. Pero como esto es Madrid y el tráfico es lento le ha dado tiempo a explicarme en un delirio de orgullo, cual ha sido "la cosa" que ha hecho en beneficio de todos los varones españoles, al ganar un juicio que tuvo cuando trabajaba para una importante empresa de sector indeterminado. Según él, fue por decir a una compañera que como cambiaba vestida de calle a uniforme. Según ella, por decirle algo sobre su culo. El caso es que se piensa que ya podemos decir a las muchachas lo que queramos sobre su trasero siempre y cuando argumentemos que nos referíamos a su forma de vestir, por el precedente de su victoria en el juzgado.

P.D. Ganó el juicio pero me ha confesado que a la semana le pusieron de patitas en la calle.

5 comentarios:

puritadinamita dijo...

las conversaciones con los taxistas siempre cunde, desde radiolé,la juventud y las drogas, delincuentes....

Flánagan dijo...

Me dan miedo, últimamente todos escuchan La Cope.

puritadinamita dijo...

será q fede les enamora!!!!jeje, a mi padre le tiene conquistao!ejej,bueno pero mi padre tb le es infiel con cesar vidal...por cierto al final lo del mueble no nos encaja por ningún lado, de todas maneras muchísimas gracias!!!!

Flánagan dijo...

De nada.

cerillasGaribaldi dijo...

Siempre han sido bastante reaccionarios, así que lo del multado Federico es natural a su condición.

Yo procuro no darles charla porque te pueden llegar a agotar.

 
Wikipedia Affiliate Button